Actualmente en Málaga se hace un poco difícil elegir un museo a visitar, tanto en número como por su calidad. Sin embargo, hace poco tuvimos la gran experiencia de visitar el Museo Automovilístico de Málaga. Ya conocía el museo de una visita anterior, pero recibí una grata sorpresa cuando vi que la exposición se había agrandado, haciendo de la visita una experiencia más completa. De hecho, creo que tiene una de las mejores colecciones de coches del mundo, ya que el año pasado tuve la oportunidad de ver el museo de coches del Vaticano y tengo que decir que no me impresionó tanto.

HISPANO-1

En primer lugar, el edificio vale la pena visitarlo por sí solo. Era la antigua fábrica de tabacos de Málaga, construida en los años 20 del siglo pasado, y transformada ahora en museo. Las últimas obras realizadas en él lo han hecho más accesible, fácil de recorrer y con grandes espacios expositivos.

La pieza expositiva central del museo son los coches, desde sus orígenes hasta modelos futuristas. Son 93 en total, distribuidos en 13 habitaciones, con ejemplares únicos de marcas como Richmond, Paige, Lancia, Ferrari, Mercedes, Packard, Bugatti, Porsche, y un largo etcétera. Cada coche tiene su propia historia y la suma de todas ellas es simplemente increíble. Se encuentran en un perfecto estado, como si acabaran de salir de fábrica. De hecho, sólo 5 coches de toda la colección no pueden ser encendidos. Esto significa que puedes prácticamente dar una vuelta con cualquiera de ellos. Incluso arrancan algunos los domingos por la mañana, y a lo mejor puedes tener suerte y pasearte en ellos gratis.

ENCUENTRO-1

En este punto tengo que ser sincero y decir que realmente no soy un apasionado de los coches, no reconozco marcas, modelos, etc… Es por eso lo que realmente aprecio de este museo. No trata solamente de coches, te enseña como la vida ha cambiado a lo largo del siglo XX. Y para ello te ponen totalmente en la época en la que fueron usados. Al lado de cada coche hay expuesto un vestido de alta costura, modelos de grandes firmas que casan perfectamente en la colección, de modo que consigues recrear perfectamente su momento.

MERCEDES-1

Para incrementar el valor de la colección, el mobiliario expuesto, así como las piezas de arte y cartelería colgada de la pared, son de admirar. Puedes encontrar, por ejemplo, anuncios originales del Moulin Rouge. Pero es que hay más. Si te gusta la moda y el diseño, encontrarás dos habitaciones muy interesantes. Una exhibe sombreros de diseño y otra, modelos de alta costura. Y entre tanta pieza interesante, destacamos una pequeña joya, el zapato-sombrero surrealista que Dalí diseñó para su mujer y musa, Gala. La experiencia es incluso más especial ya que tienes la oportunidad de estar muy cerca de todas esas piezas de arte.

Toda la colección es privada. Y es su propio propietario, Joao Magalhaes, quien constantemente está aportando nuevas ideas para hacer de este lugar un museo vivo. No puedo imaginar nadie que no le pueda gustar este museo. Niños, mujeres e incluso no apasionados de los coches definitivamente se quedarán prendados de este lugar.

NEGRO-1

Al final de la visita, fue un poco decepcionante cuando abandoné el museo y conduje de vuelta a casa en mi Citroen C4. Debería haber sido fantástico conducir uno de esos coches del museo de diario por las calles de Málaga, y no estos pequeños coches utilitarios usados por la mayoría. Entonces me di cuenta de lo mágico de visitar este museo, te hace soñar, y por algún tiempo, te hace sentir alguien especial.

DESCAPOTABLE-1

Si te quieres pegar un capricho y tener una experiencia especial en el museo automovilístico de Málaga, contáctanos a info@voilamalaga.com. En Voilà Málaga podemos hacer tus sueños realidad. Puedes tener una visita privada para ti, ver un show de cabaret en el mismo museo o alquilar todo el lugar para un evento privado. Solamente, ¡sueña!