El bienmesabe puede ser un dulce o bien un cazón en adobo, este último típico de Cádiz. En este caso nos referimos a la receta de un dulce tradicional de la ciudad malagueña de Antequera. También es posible encontrar una variante del bienmesabe en las Islas Canarias.

Es un tentempié que cuenta con muchos años de historia. El bienmesabe tiene su origen en la cultura árabe debido a la selección de ingredientes; pero su centro principal de creación siempre han sido los monasterios y conventos. Tanto es así, que el Convento de Clausura de Belén de las Monjas Clarisas de Antequera lleva creando este dulce desde el año 1635 (siglo XVII). Es el punto de venta más exitoso en cuanto a la compra de este producto en Antequera. Este plato suele comerse normalmente en el postre, o bien en la merienda.

Este dulce se puede presentar como tarta o en porciones individuales, aunque en la localidad antequerana lo usual es encontrarlo en grandes fuentes.

bienmesabe

A continuación se especifica la receta para preparar el bienmesabe:

INGREDIENTES

250 gramos de almendras crudas
425 gramos de azúcar
250 cl. de agua
125 gramos de bizcochos de soletilla
500 gramos de cabello de ángel
6 Huevos
Canela molida
Azúcar glaseada

PREPARACIÓN

1. En primer lugar se tuestan las almendras en la sartén, teniendo cuidado de que no se quemen. A continuación, se muelen, pero que no queden demasiado picadas. Se dejan reservadas hasta después.

2. Se cogen los bizcochos de soletilla y se cubre el fondo del molde que se va a utilizar para hacer el bienmesabe con estos.

3. En un cazo se pondrá el agua y el azúcar a fuego lento, hasta que se consiga obtener un almíbar. La mitad del almíbar resultante se vierte sobre los bizcochos de soletilla (colocados previamente en el molde, paso 2). El almíbar sobrante se reserva.

4. Se cubren los bizcochos, ya bañados en almíbar, con una fina capa de cabello de ángel.

5. En el almíbar reservado anteriormente, se vierten las almendras molidas y los huevos batidos, se mezclan bien hasta obtener una pasta homogénea. Una vez hecho esto, se ponen a fuego lento hasta que espese. Cuando ya está hecho una masa, se vuelca encima de los bizcochos con el almíbar y el cabello de ángel.

6. Finalmente, se espolvorea el montaje del pastel con canela molida y azúcar glaseada, para decorar. La decoración varía dependiendo de los cocineros.

Bienmesabe-021-1280x768

¡LISTO PARA COMER!