Como os adelantábamos en el anterior post Málaga para enamorarse, vamos a ir conociendo rincones de nuestra provincia que son simplemente fascinantes, sean más o menos conocidos.

Sabemos que Ronda ya es lo suficientemente conocido y que no necesita presentación, pero sin querer dejar por debajo a ningún sitio de la provincia, esta ciudad es un trocito del Paraíso que tenemos la suerte de tener en nuestra tierra.

image35-e1400351062476-768x1024

Pasear por sus calles llenas de historia no tiene parangón. En ellas confluyen lo antiguo y lo moderno, la tradición y la vanguardia.

El pase por los miradores hasta llegar al Puente Nuevo sobre la garganta del Tajo te dejan con la boca abierta. Su altura estremecedora y el marco en el que se encuentran simplemente te enamoran (de ahí que escojamos a Ronda para esta sección).

image31

Es indispensable mirar a ambos lados del puente. Cada uno ofrece una imagen distinta, a un lado podemos admirar los amplios campos de Ronda, y en el otro se puede apreciar con más detalle el desfiladero el cauce del río Guadalevín.

image34-1024x768

Pero sigamos paseando, quien venga a Ronda no puede dejar de visitar Los Palacios de Mondragón y Salvatierra, o la Casa del Rey Moro, por la que se puede bajar al fondo del Tajo a través de las escaleras de la mina. Sin olvidar la casa de San Juan Bosco y la puerta de Felipe V entre otros muchos sitios de interés.Como quizás no es tan conocido, en Ronda también podéis encontrar la Mano Incorrupta de Santa Teresa de Jesús, ubicada en en el Convento de Las Carmelitas. Como curiosidad, este tesoro (revestido por un guante de plata con dedos engalanados por piedras preciosas y semipreciosas), no estuvo siempre en Ronda. La mano acompañó a Francisco Franco durante aproximadamente 40 años. Tiempo en el que rehusó deshacerse de ella por considerar que había llegado a su poder de forma milagrosa.

Y como no podía ser de otra manera, en Ronda también podemos y debemos disfrutar de su gastronomía. Después tantos bares y restaurantes dedicados al turismo, lo suyo es probar algo auténtico. Por ello, queremos hablaros especialmente de un sitio llamado El Lechuguita. El Lechuguita se trata de una tasca de Ronda de toda la vida. Un lugar donde los rondeñ@s disfrutan de sus tapas y pinchos. El Euro aquí no siempre hace acto de presencia y podéis encontrar numerosas tapas (sin exagerar) a 80 céntimos.
Aparte del precio como os decimos, es una tasca de las de toda la vida con un ambiente bueno y alegre.

image28

Eso sí, si vais a la hora de comer, podéis imaginaros la afluencia de personas que pasan por allí. Simplemente tened un poco de paciencia, relajaos y disfrutad.

Hasta aquí nuestra visita por Ronda que ya ocupa un lugar dentro de nuestra sección Málaga para enamorarse.