Considerado como uno de los enclaves más bonitos de Europa, el Monasterio de Piedra combina la edificación cisterciense del siglo XIII con un parque natural único y un complejo turístico de lujo. Espectaculares cascadas, ruinas medievales, paisajes mágicos que fotografiar para subir directamente a Instagram a cada paso (y sin filtros).

En Ocioon te proponemos una escapada rural para tomar aire fresco y descubrir los rincones más naturales, bonitos y especiales de la tierra aragonesa.

¿Quieres saber cómo llegar al Monasterio de Piedra , dónde dormir o cómo disfrutar de unos días de relax con tu pareja, familia y amigos?

Pues solo tienes que seguir leyendo y te responderemos a todas tus dudas con información detallada en esta guía del monasterio de piedra.

Situado en el término municipal de Nuévalos, dentro de la comarca Comunidad de Calatayud, el Monasterio de Piedra es Monumento Nacional desde 1983 y Conjunto de Interés Cultural en la categoría de Jardín Histórico desde 2010, además de haber obtenido la Medalla al Mérito Turístico desde el Gobierno de Aragón en 2011.

No es de extrañar que cada año reciba la visita de miles de turistas que disfrutan de uno o varios días rodeados de naturaleza, historia y cultura.

Fuente: Monasteriodepiedra.com

Historia Monasterio de Piedra

La fundación del Monasterio de Piedra fue parte del fenómeno de las repoblaciones de la segunda mitad del siglo XII y también es un brillante capítulo de la expansión de los cistercienses por la Península Ibérica.

Alfonso II de Aragón el Casto, y su esposa, Sancha de Castilla, donaron en 1186 a los monjes de Poblet el castillo de Piedra con el objeto de fundar allí un monasterio cisterciense. Pero no es hasta 1195 cuando se ratifica la donación.

Fuente: Monasteriodepiedra.com

Los edificios empezaron a construirse en 1203. En 1218 las obras estaban suficientemente avanzadas como para que los monjes pudieran ocupar los edificios.

¿Sabías que en el Monasterio de Piedra fue donde por primera vez se cocinó el chocolate en Europa en 1534? Cuando Hernán Cortés viajó a México fue acompañado por Fray Jerónimo Aguilar que envió al abad del Monasterio de Piedra el primer cacao junto a la receta para cocinarlo.

En 1808, debido a la Guerra de la Independencia, el monasterio fue desalojado, y en el “Trienio Liberal” (entre 1820 y 1823) los monjes fueron obligados a dejar el convento.

El Monasterio de Piedra fue un real patronato desde su fundación hasta su tercera y última desamortización en 1836. Ese mismo año, la reina regente María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, siendo Isabel II menor de edad, admitió la promulgación del decreto de disolución de órdenes masculinas y la desamortización de bienes eclesiásticos.

El decreto de Mendizábal de 1835 significó el fin definitivo de la Congregación de Piedra. Los edificios conventuales fueron administrados por funcionarios entre 1835 y 1843, fecha en la que fueron subastados y adquiridos por Pablo Muntadas Campeny por 1 250 000 reales.

Desde 1844, Juan Federico Muntadas, hijo de Pablo Muntadas, consolidado como propietario de Piedra, transformó la huerta en un jardín paisajista y las dependencias conventuales en la instalación hostelera: el Hotel Monasterio de Piedra.

Qué ver Monasterio de Piedra

El edificio del monasterio, una imponente fortaleza del siglo XIII, se compone por varios edificios con diferentes estancias. Empezando por el edifico central: la Iglesia, con un claustro anexo en el que se disponen las diferentes estancias monacales, que son:

  • La sala capitular
  • La cillería o almacén
  • La cocina
  • El refectorio
  • El calefactorio

La arquitectura del monasterio está a caballo entre el románico y el gótico, ya que su construcción coincidió justo con la transición entre estos dos estilos, de ahí que se encuentren detalles de ambos estilos arquitectónicos. Sin embargo, destaca el estilo de la Orden cisterciense: un estilo austero, sencillo, luminoso y una arquitectura muy sobria.

De hecho, la construcción del cenobio se desarrolló a través de tres etapas: la primera una gótica primitiva (siglo XIII), una segunda etapa de gótico renacentista (siglo XVI) y la tercera clásica-barroca (siglo XVIII).

También podrás visitar:

  • La Abadía: hoy por hoy, es uno de los lugares más significativos de este parque. La abadía está situada al lado del hotel-spa.
  • Plaza Mayor del Monasterio de Piedra: alberga el hotel, el Monasterio, el restaurante, tiendas…
  • La fachada antigua de la hospedería y la capilla: aquí podrás observar parte de su estructura original en ruina. Sin embargo, algunas de las capillas conservan su arquitectura inicial de estilo barroco. Carece de techo y sólo se pueden ver parte de sus muros.
  • Torre del homenaje y la Muralla: el monasterio está protegido por una muralla intercalando torres de vigilancia de planta semicircular. El acceso se realizó por la zona noroeste de la muralla bajo una torre de planta cuadrada, llamada Torre del Homenaje, la cual servía de defensa a la ciudad.

El Monasterio de piedra está abierto todo el año y es ideal para el turismo familiar, el desarrollo de congresos o la celebración de eventos especiales, bodas incluidas.

Parque natural Monasterio de Piedra

El Parque Natural del Monasterio de Piedra es un enclave natural, único en España y en Europa donde podrás hacer un impresionante recorrido por la cultura española, la naturaleza y además, podrás conocer la fauna y aves rapaces que en él habitan. Como dato, el verdadero nombre del parque natural que rodea el monasterio es el Jardín Histórico del Monasterio de Piedra.

El recorrido por su parque es una delicia para los cinco sentidos; las cascadas, los lagos, la observación de aves, el salto acuático de la Cola de Caballo y el Lago del Espejo son los puntos más famosos de un recorrido lleno de sorpresas y alicientes. Todo ello rodeado de una increíble vegetación y árboles imponentes que no te dejan indiferente.

Es un lugar perfecto para realizar el conocido como turismo de silencio, donde te podrás olvidar del ruido de los coches y de la contaminación acústica. Porque en el Parque Natural del Monasterio de Piedra lo único que escucharás son los sonidos de la naturaleza y, algún que otro clic de una cámara haciendo fotos.

A lo largo del recorrido por el parque natural podrás encontrar distinta fauna, en concreto, las famosas aves rapaces. Se trata de una oportunidad única para conocer la importancia de las aves rapaces en nuestro entorno.

Para la visita al parque es recomendable llevar ropa cómoda, calzado deportivo o de montaña, botella de agua y la cámara de fotos con la batería cargada.

La accesibilidad es limitada y las diversas escaleras y la estrechez y pendiente de las grutas impedirán el paso a sillas de ruedas y carritos de niño.

Se puede entrar al Monasterio de Piedra con perro, siempre con correa y a excepción de la exhibición de vuelo de aves rapaces. En caso de entrar al monasterio, el perro ha de ir en brazos o trasportín.

Espectáculos Monasterio de Piedra

En el Parque Natural del Monasterio de Piedra podrás acudir a una exhibición de vuelo de las aves rapaces donde descubrirás qué aves son y todas las curiosidades que las hacen únicas, además de su increíble contribución al medio ambiente.

Del 1 de marzo al 15 de marzo: 13.00 – 16.30
Del 16 de marzo al 7 de julio: 11.30 – 13.00 – 16.30
Del 8 de julio al 31 de julio: 11.30 – 13.00 – 17.00
Del 1 de agosto al 31 de agosto: 11.30 – 13.00 – 17.30
Del 1 de septiembre al 1 de noviembre: 11.30 – 13.00 – 16.30

* Los Horarios pueden modificarse por motivos técnicos o climatológicos sin previo aviso. Por eso te recomendamos que consultes a tu llegada al parque, en las taquillas.

* No está permitido el acceso de perros a la zona del Voladero.

Cómo llegar Monasterio de Piedra

Llegar al Monasterio de Piedra es fácil si sabes cómo. Se trata de una propiedad privada que se encuentra a las afueras del pueblo aragonés Nuévalos, en la comarca de Calatayud. En concreto, se encuentra a hora y media aproximadamente desde Zaragoza capital y a dos horas y media de Madrid si viajas en coche.

Cómo llegar en coche

La mejor combinación de carreteras para llegar al Monasterio de Piedra es siguiendo la Autovía A-2, dirección Madrid-Barcelona  y tomar la salida Km. 204 (Alhama de Aragón – Monasterio de Piedra); o bien, en la misma autovía dirección Barcelona-Madrid tomando la salida Km. 231 (Nuévalos – Monasterio de Piedra).

Encontrarás dos zonas diferentes de parking gratuitos, exteriores y que no están vigilados.

Cómo llegar en transporte público

Podrás llegar en autobús o en tren desde tu ciudad hasta Zaragoza o Calatayud y desde allí coger un bus que lleva directamente al Parque Natural del Monasterio de Piedra.

Ver los horarios del bus hacia el Monasterio de Piedra

Fotos Monasterio de Piedra

Entradas Monasterio de piedra

Para visitar al parque hay que adquirir entradas en la web del Monasterio o en las taquillas.

Hay descuentos para familias numerosas y discapacitados, previa presentación de los documentos acreditativos.

Horarios Monasterio de piedra

El Monasterio de piedra abre todos los días de 10.00 h. a 18.00 h.

El Parque tiene diferentes horarios según la temportada:

De 1 junio a 31 de agosto, 9.00 h. a 21.30 h. Cierre acceso: 20.00h.

De 1 septiembre a 27 de octubre, 9.00 h. a 20.00 h. Cierre acceso: 18.30h.

De 28 octubre a 30 de marzo, 9.00 h. a 19.00 h. Cierre acceso: 17.30h.

De 31 marzo a 31 de mayo, 9.00 h. a 20.00 h. Cierre acceso: 18.30h.

Mapa Monasterio de Piedra

monasterio de piedra zaragoza

Monasterio de Piedra Hotel

Gran parte de las instalaciones del parque natural se dedican por entero a su monumental hotel: el Hotel Monasterio de Piedra. Forma parte del antiguo monasterio s. XIII y sus habitaciones tienen vistas al parque o al claustro. Podrás disfrutar del descanso en un enclave único e incluso del deporte. Y además podrás tomar un respiro y relajarte en su increíble spa, todo está pesado para el descanso y la tranquilidad de los huéspedes.

Monasterio de Piedra Alojamiento



Booking.com

Opiniones

Pero si aún no te has convencido de que visitar el Monasterio de piedra es una de esas cosas que todo el mundo debe hacer alguna vez en la vida, te dejamos con la opinión de quienes ya lo han visitado.

Una maravilla de la naturaleza
“Un lugar increíble, bellísimo, donde la naturaleza ha realizado una obra de arte sencillamente maravillosa. Si pueden, no se lo pierdan.” (Javier M – Tripadvisor)

Experiencia para recordar
“Una maravilla natural única en su especie ahí, en pleno interior de Aragón. La visita y la libertad que se respira bien merecen el dinero de la entrada. Apto para ir con niños, aunque no con carritos! Si es posible, hay que intentar ir tras una primavera de lluvias, las cascadas Caprichosa y Cola de Caballo están increíbles.” (Ferlac- Tripadvisor)

Un rincón natural mágico
” Esta ha sido mi segunda visita. Tenía muchos recuerdos y aún así me ha vuelto a sorprender. Es un paseo de alrededor de 5 km pero no se hace pesado ni tan siquiera bajo el calor de Agosto. Por supuesto el frescor del agua se agradece, muchísima vegetación, sombras y zonas de descanso. Hay bastantes escaleras para ir accediendo a las distintas cascadas con lo que ir con niños o personas con movilidad reducida hacen que se duplique el tiempo del recorrido, pero vale la pena. Muy limpio y super cuidado. Precio entrada 16€ , incluye visita al monasterio. A pesar de leer en la entrada que no está permitido introducir alimentos, no revisan las bolsas. Así que por favor si llevan alimentos procuren mantener limpio el entorno. Esta maravilla natural hay que conservarla.” (Paradise419625- Tripadvisor)

Muy recomendable
“Lo hemos visitado en un viaje organizado por una agencia, por lo que ya llevábamos compradas con antelación las entradas y teníamos reserva en el restaurante. Incluía una visita guiada por el interior del monasterio de aprox 45 minutos. Es interesante porque te cuentan anécdotas y detalles sobre la historia del lugar. Después visitamos el parque por libre. Es fácil hacer la ruta porque está bien indicada con carteles. El entorno es espectacular, todo frondosidad y unas cascadas maravillosas. No es demasiado exigente a nivel físico, pero hay que ser consciente de que hay que andar bastante, con subidas por escalones que a veces están resbaladizos por la humedad de la zona. Para poder acceder a todos los rincones impresionantes mejor estar en buena forma y llevar calzado bien sujeto al pie y que no resbale. Mi pasaje favorito fue introducirnos por la parte trasera de una catarata, aunque sales completamente mojado por agua pulverizada. También se atraviesa la montaña por túneles un poco claustrofobicos, pero a mí me apareció todo un lugar como encantado, de cuento. Lo recomiendo.” (antjihe- Tripadvisor)

Impresionante
“El monasterio está bien visitarlo pero sin duda alguna lo que merece la pena es el parque natural que es impresionantemente bonito. La cantidad de cascadas y grutas que tiene y lo bien cuidado que está, hace que sea una visita inolvidable. Además el espectáculo de las aves rapaces es una pasada porque vuelan literalmente por encima de tu cabeza. Sin duda recomiendo a todo el mundo que vaya a visitar este lugar.” (ASBEGAR- Tripadvisor)

¿Buscas planazos en tu ciudad? En Ocioon encontrarás los mejores planes cerca de ti.