Salamanca es una ciudad muy conocida por su ambiente universitario y por el turismo, ya que dispone de un precioso conjunto histórico y monumental.

Si tienes la suerte de residir allí o tienes pensado visitarla aprovechando los puentes o una escapada, desde Ocioon queremos que lo aproveches al máximo, por eso te dejamos una lista de 50 cosas irresistibles que hacer en Salamanca.

Planes ideales, lo que no te puedes perder y los planes locales que sólo conocen los expertos. Al final del post tienes un descargable gratuito con toda la información para que te acompañe en tu visita.

💡 ¿Aburrido de los planes de siempre? Encuentra el plan perfecto para hacer en Salamanca con las mejores ofertas disponibles.

50 Cosas que hacer en Salamanca

  1. Visitar la Catedral Nueva, una de las dos últimas catedrales de estilo gótico construidas en España, sede de la diócesis de Salamanca. Su muro sur recae sobre el muro norte de la Catedral Vieja.

Una foto publicada por @__jose__antonio el

  1. Encontrar el astronauta en la Catedral Nueva, pieza ornamental sobre la que existe el misterio de la fecha de su construcción, ya que en el momento de construcción de la catedral aún no existían los astronautas.
  1. Ir a la Catedral Vieja, a punto de ser destruida al proyectar la construcción de la catedral Nueva. Situada junto a la Catedral Nueva. Te encantara descubrir la historias entrelazadas de estos dos monumentos.
  1. Visitar las Torres Medievales de la Catedral y disfrutar de las vistas de la ciudad desde sus terrazas y atalaya. Saca tu cámara para hacer una panorámica y compartirlo en Instagram o Facebook, ¡etiquétanos!.

    Una publicación compartida de Renata Mota (@re_mota92) el

     

  1. Pasear por la Plaza de Anaya, un precioso lugar rodeado de monumentos en el que podrás encontrar el Palacio de Anaya, la parroquia de San Sebastián, la facultad de filología, la Hospedería de Anaya, antiguo alojamiento para los alumnos que actualmente se utiliza como despachos y aulas y la Catedral nueva y vieja. Respirar el ambiente noble y universitario es de obligada visita.
  1. Ir al convento de San Esteban, antiguo convento de los dominicos, ubicado en la Plaza del Concilio de Trento. Un monumento que no nos perderíamos.

     

  1. Visitar la Clerecia, edificio barroco, antiguo Real Colegio del Espíritu Santo en el que se distingue el colegio y la Iglesia.
  1. Ir al Archivo General de la Guerra Civil Española, un archivo histórico creado por el franquismo durante la Guerra Civil para almacenar toda la documentación incautada.
  1. Ver la preciosa fachada y el patio del Palacio de San Boal, antiguo Palacio actual sede de exposiciones de la Obra Social Caja Duero.
  1. Visitar la Iglesia de San Juan de Sahagún, patrón de la ciudad. Una Iglesia de estilo Neorrománico, construida en parte con las piedras del derribo de la Iglesia de San Mateo ubicada en el mismo lugar.
  1. Ir al Convento de “Las Úrsulas” y visitar el sepulcro del Arzobispo Alonso II de Fonseca. El patrimonio ligado a la religión posee una gran importancia en la ciudad.
  1. Visitar la Casa-Museo Miguel de Unamuno, lugar donde vivía el escritor durante su época como Rector de la Universidad de Salamanca.
  1. Pasear por el Puente Romano, puente que cruza el río Tormes. Donde tus pies pisarán la historia viva, experiencias y recuerdos que no olvidarás.

     

  1. Visitar el Huerto de Calisto y Melibea, un precioso jardín que fue escenario de la novela de Fernando Rojas de Calisto y Melibea. Está ubicado a los pies del río Tormes y en la ladera de la antigua muralla salmantina.
  1. Poner un candado en el pozo del Huerto de Calisto y Melibea, lugar en el que los enamorados Calisto y Melibea se citaban. Una tradición que en este punto cobra más valor aún por su historia.
  1. Visitar los históricos edificios donde se encuentran las facultades de historia y filología. La antigua universidad, donde puedes sentir cómo eran esos días repletos de estudiantes.
  1. Visitar la Universidad de Salamanca, claustro, capilla, biblioteca, antiguas aulas, fachada, una maravilla llena de historia.

    Una foto publicada por Juerg Sprecher (@juerg.sprecher) el

     

  1. Buscar la rana en la fachada de la Universidad de Salamanca y disfrutar de la grandiosidad del monumento plateresco.
  1. Disfrutar del precioso patio señorial de Las Escuelas Menores de la Universidad de Salamanca. Sin duda recorrer la universidad es toda una experiencia para cualquier persona.
  1. Ir a la Casa de las Conchas, antiguo Palacio urbano de estilo gótico, actualmente biblioteca.
  1. Visitar la Casa de Lis, también conocida como Museo de Art Nouveau y Art Deco, museo en el que podrás encontrar una exposición permanente de artes decorativas desde el siglo XIX hasta la Segunda Guerra Mundial y otras exhibiciones temporales.
  1. Tomar algo en la cafetería de la Casa de Lis, disfrutando de la belleza de sus vidrieras y de la luz atravesándolas. Rincones con encanto.

     

  1. Visitar el Museo de Salamanca, antiguo Palacio salmantino, que dispone de 11 salas en las que puedes encontrar retratos, esculturas, cuadros y otras obras.
  1. Visitar el Palacio de Monterey, monumento Histórico Nacional de estilo plateresco situado en pleno centro de Salamanca, propiedad de la Casa de Alba.
  1. Pasar por la preciosa calle de Tentenecio, una cuesta del centro histórico salmantino que llega desde el río Tormes hasta la fachada lateral de la Catedral vieja. Un recorrido que no puede faltar en tu visita.

    Una foto publicada por Alejandro Alek (@alek.salamanca) el

     

  1. Visitar la Iglesia de San Marcos, situada en la Puerta de Zamora, cerca de la antigua muralla de la ciudad.
  1. Pasear por la Calle de la Compañía, que situada en el centro histórico, cuenta con monumentos como la Casa de las Conchas, la Clerecía y la Iglesia de San Benito entre otros. Otra de las calles imprescindibles, no dejará de sorprenderte.
  1. Observar el edificio en el que se ubica Zara, en la calle Toro, antiguo convento San Antonio del Real. Impone a la vista.
  1. Visitar la Cueva de Salamanca, un lugar donde según la tradición popular, impartía clase el Diablo. Leyendas salmantinas que se han hecho tradición.
  1. Visitar el Centro Cultural “La Malhablada”, en la Calle Meléndez , 27, un espacio donde encontrar diversidad de actividades culturales como exposiciones, microteatro, talleres y mucho más.
  1. Acudir al Museo Histórico de la Automoción, el primer museo público de España dedicado al motor. Cuenta con diversas colecciones relacionadas con el mundo del automóvil y está equipado con biblioteca, hemeroteca, videoteca y un archivo.

    Una foto publicada por <Vive y deja Vivir> (@claramera76) el

     

  1. Disfrutar de la Galeria urbana en el barrio del Oeste, arte a pie de calle en garajes, comercios, muros y en mobiliario urbano.
  1. Montar en las barcas del río Tormes, en las cuales durante el paseo puedes admirar monumentos como las torres de la Iglesia de la Clerecía, Puente Romano y Casa de Lis entre otros.

     

  1. Ver los patos y las ocas del lago del Parque de la Alamedilla mientras se disfruta de un relajante paseo. Un plan ideal con niños.
  1. Tomar un descanso en el Parque de los Jesuítas, en pleno centro de la ciudad, el parque de mayor extensión de Salamanca.
  1. Ir de compras por la Calle Toro, allí puedes encontrar moda, complementos, joyería, calzado, perfumes, etc
  1. Degustar el tradicional hornazo en la ribera del río Tormes se encuentran los lugares más típicos donde encontrarlo.

    Una foto publicada por Tierra de Sabor (@tierradesabor) el

     

  1. Probar los “chochos”, dulces típicos de la tierra que son similares a las peladillas, hechos con azúcar, almendra y canela.
  1. Comer “lenguas de gato”, otro de los dulces típicos, la gastronomía tradicional, se une a las tradiciones creando su propia idiosincrasia que es muy curioso para el que no la conozca.
  1. Sentarse en alguna de las terrazas de los bares de la Plaza Mayor. Esta plaza es de obligada visita, pues podrás deleitarte por su ambiente, monumentalidad…
  1. Salir de pinchos por la Calle Van Dyck, zona famosa entre los estudiantes por sus tapas y precios. Si te apetece tomar unas tapas, nada mejor que esta zona, los estudiantes saben sacar el máximo provecho y disfrutar de su ocio.
  1. Ir de copas por los bares del centro, centro neurálgico de la fiesta salmantina. Para tomar algo despué de las tapas, en el centro podrás encontrar bares de diferentes tipos, donde poder tomarte una copa mientras charlas, o bien locales de marcha con encanto.
  1. Comer en el Delicatessen & Café, un restaurante acogedor famoso en Salamanca por su terraza interior situado en pleno centro. Merece la pena sólo verlo.

     

  1. Tomar unas cañas y acabar con unas copas en “El Puerto de Chus”, un bar situado en pleno centro. Un plan típico, cuando se hacen tradición las rutas de tapeo y copas, esta combinación es muy habitual.
  1. Tomar café en “Las Caballerizas”, cafetería llamada así porque en el siglo XVII albergaba unas caballerizas. Un sótano situado en la Facultad de Filosofía que conserva la apariencia original y reconvertido en cafetería.
  1. Comerte un helado en la popular Heladería Novelty, donde podrás degustar helados artesanales en plena Plaza Mayor. Si te gustan los helados, no podrá resistirte.
  1. Ir de fiesta al bar de copas “Camelot” uno de los clásicos de la noche salmantina. Si hablamos de salidas nocturnas, este es uno de los lugares más conocidos.
  1. Ir al bar Tío vivo, un local en el que tomar algo empapándote de cultura, puedes disfrutar de obras de teatro, de música y sobre todo de un ambiente genial, no encontrarás el típico ambiente sino mucho más a través de sus actividades y eventos. (esto sí que nos encanta XD).
  1. Disfrutar de un torneo “Beer Pong” los Lunes en The Irish Theatre, en la calle Rúa Antigua, un juego de beber, en el que los participantes disponen de 6 o 10 vasos en cada extremo de la mesa y tratan de encestar con pelotas de ping-pong en vasos llenos de cerveza colocados en el otro extremo.
  1. Acudir a la Plaza Mayor a celebrar la Nochevieja Universitaria y vivir la fiesta posterior, una tradición que cada año atrae a más visitantes, se trata de la despedida de los universitarios por el parón de la navidad. Debido a que muchos de ellos viven durante todo el año junto, son como una familia, por tanto, quieren despedir el año como se merece.

Si estás pensando en visitar Salamanca  unos días encuentra los mejores hoteles al mejor precio con Booking.



Booking.com

Para no perderte nada de la ciudad imprime las 50 cosas que hacer en Salamanca de este post en el siguiente descargable y llévalo contigo en tu visita. Nos encantará saber de vuestra experiencia en Salamanca en los comentarios.

Con la colaboración de Mireya M.

Foto principal: sgmccook – Stuart