Los Domingos son días para tomarse las cosas con calma. Salir la noche anterior, levantarnos tarde, no pensar en horarios…Desayunar en una terraza con las gafas de sol puestas y dejando que el día fluya a su antojo.

Málaga, sin duda cada día más, se define por la palabra cultura, presente en todas sus calles y locales con exposiciones. Propuestas de arte en la calle como la reciente exposición oh my goat! donde los lienzos son cabras y la creatividad pasta a sus anchas.

Comenzar un día sin horarios y una infinidad de propuestas culturales ha de hacerse con un Brunch para romper la rutina. Este hábito, que empieza a tomar adeptos entre los españoles y tan consolidado entre los anglosajones, nace de fusionar desayuno y almuerzo.

Lo mejor de dos mundos 😉 ¡qué bien sienta combinar tu café con huevos revueltos o desayunar tarta!. Es romper rutinas y disfrutar de un desayuno de más de una hora en compañía, leyendo el periódico o hablando de cine y series con amigos.

image-2-1024x682

Os recomendamos como escenario ideal para este plan, la propuesta de Brunch de domingo de Vino Mío que te hace sugerencias concretas a modo de menús de brunch, o te permite la libertad de configurarlo tú mismo. Mi propuesta ideal sería croissant con huevo escalfado y jamón, fruta fresca con yogur y tarta Guinness para compartir. Y listos para caminar por la ciudad, visitar algún museo o sacar entradas para la primera sesión de tarde del cine Albeniz.